El teléfono inteligente se impone en el mercado de los dispositivos móviles…

grandes medios.com – El informe que presenta la empresa británica sobre el consumo móvil, revela que el teléfono inteligente continúa reinando como el dispositivo preferido por los norteamericanos.-

Sigue siendo ideal para realizar actividades en línea o para monitorear diversas actividades diarias, por encima de los portátiles y las tabletas, aunque hay que mencionar el crecimiento del consumo de relojes inteligentes.De la mano con esto, también va en aumento la preocupación por usar, compartir y almacenar datos personales, lo cual tiene que ver directamente con la privacidad y la seguridad.-

La encuesta realizada a seis grupos de edades distintas, desde los 18 a los 75 años, nos dice que los estadounidenses ahora ven sus teléfonos inteligentes aproximadamente 14 mil millones de veces al día, un promedio de 52 veces por usuario.

El crecimiento en el consumo de teléfonos inteligentes fue más fuerte entre los grupos de mayor edad, especialmente los consumidores estadounidenses de 45 a 54 años y mayores de 55 años. 

Un dato significativo es que el 20% de los adultos ahora usan el dispositivo como su principal forma de acceso en línea desde su hogar, en lugar de utilizar un servicio tradicional de banda ancha.

En la mayoría de los grupos de edades, los teléfonos inteligentes siguen siendo el dispositivo móvil preferido para una amplia gama de actividades, desde verificar saldos de bancos y redes sociales, ver vídeos cortos y hacer vídeo llamadas, hasta leer noticias, tomar fotos y crear vídeos.

Uno de los aspectos más relevantes que arroja la encuesta es que los teléfonos inteligentes, además de cumplir con las funciones ya mencionadas, también sirven para monitorear y controlar una amplia variedad de acciones y dispositivos.

Entre esos otros usos más populares de teléfonos inteligentes se encuentran el seguimiento de los niveles de condición física, el control de las elecciones musicales con altavoces, la transmisión de vídeos desde el teléfono a la TV, la selección de contenido de TV, el monitoreo de la ingesta de calorías y el control de la seguridad del hogar y los sistemas de calefacción / refrigeración.

Por otra parte, en cuanto al uso del teléfono inteligente para fines laborales y personales el informe muestra que más de un tercio de los adultos usan sus teléfonos inteligentes “con mucha frecuencia” para fines comerciales fuera de las horas normales de trabajo. Y el 59% dice que usa su teléfono inteligente personal durante las horas normales de trabajo “muy a menudo”, con lo cual se puede concluir que los consumidores “siempre conectados” ya no tienen una línea clara que divide el trabajo y el ocio.

En  lo que se refiere a los pagos móviles, los resultados de la encuesta muestran que el comportamiento del consumidor aún se encuentra en las primeras etapas de desarrollo. Sólo  el 31% de los encuestados indicó que alguna vez usaron su dispositivo móvil para realizar un pago en línea, y un 14% lo hace semanalmente (frente al 12% de 2017).

Si bien, hay muchas razones para el lento crecimiento de los pagos móviles en línea, como la no aceptación de este tipo de pagos en muchas tiendas minoristas, las preocupaciones de seguridad (señaladas por el 42% de los encuestados) y la falta de beneficios percibidos (42%) son las principales razones para tener estos resultados.

Finalmente, los datos de la encuesta reflejan que el teléfono inteligente llegó para quedarse largo tiempo. Además, existe una conciencia de los consumidores sobre los riesgos de privacidad y seguridad, pero tampoco hay cambios en sus hábitos de intercambio de datos sobre información personal.

Fuente: texto e imágenes, Encuesta mundial de consumidores móviles 2018: edición de EE. UU. DELOITTE

Entradas relacionadas

Dejar un Comentario