Asi se prepara la industria para la inminente llegada de los autos voladores…

grandesmedios.com – La Industria de la Movilidad Urbana Aérea de EE.UU. está realmente apurada por lograr que los transportes voladores sean un hecho.-

Y es que la posibilidad de que un taxi o metro pueda trasladar a sus usuarios por autopistas en el cielo, más allá de una absoluta genialidad, es una idea que promete descongestionar el tráfico en las grandes ciudades.

Hasta ahora los autos voladores son cosa de las películas de ciencia ficción, pero la UAM (que son las siglas en inglés de la Industria de la Movilidad Urbana Aérea) se reunió hace poco en la ciudad estadounidense de Seattle para trazar las nociones de este nuevo y prometedor sector.

Carriles aéreos invisibles

Para comenzar a pensar en un futuro en el que lo autos voladores formen parte de la cotidianidad, esta industria debe resolver primero ciertos problemas; entre ellos la seguridad, la infraestructura operativa de todo el sistema e incluso la contaminación acústica. Aunque aseguran que en los próximos años ya existirán “carriles aéreos”.

Algunos profesionales explicaron que esos “carriles” no van ser tangibles, sino una especie de túnel imaginario por el que circularán los coches y que estarán unidos por un punto de despegue y otro de aterrizaje.

Felipe Varon, fundador y consejero delegado de Varon Vehicles, una empresa que diseña sistemas autosuficientes de vehículos aéreos, dijo a EFE que lo único que deberá hacer el conductor es seguir ese “carril”. Y si se desvía, el sistema le avisará enseguida.-

Varon Vehicles está desarrollando algunos prototipos, que de hecho no serán muy diferentes al diseño de los coches terrestres de hoy en día, pues contarán con un volante similar. La única diferencia es que tendrán una herramienta que iniciará el sistema de vuelo.

Y pueden llegar en menos tiempo de lo esperado, según las declaraciones de Varon, quien aseguró que, “con la financiación apropiada, estaremos operando sistemas piloto en dos o tres años“. Incluso mostró las imágenes y vídeos de los prototipos V-200 en acción.

Algunos serán muy parecidos a las avionetas actuales, sobre todo por las enormes hélices de propulsión que dispusieron en las alas, las cuales permitirán un despegue en vertical.

El modelo más avanzado del que se tiene conocimiento es el Terrafugia TF-2, que combina las funcionalidades de un vehículo y una avioneta. Este aparato cuenta con ocho motores eléctricos y se transforma rápidamente de vehículo terrestre a aéreo al desplegar las alas.

Todos estos automóviles futurísticos comparten objetivos en común, el primero de ellos es mejorar la movilización de personas y mercancías y el segundo descongestionar el tráfico que se forma, sobre todo en las grandes ciudades.  Serían de gran ventaja para evitar los atascos, ante la prácticamente nula capacidad de los gobiernos de proveer soluciones para el mejoramiento de la infraestructura vial, lo que tiene un impacto en la calidad de vida de las personas.

Entradas relacionadas

Dejar un Comentario