Colegio público sueco incluye asignatura del movimiento #MeToo en su malla curricular…

emol.com – Los profesores del establecimiento quieren que los alumnos entiendan que no se trata de un problema que afecta solo a Hollywood, sino que “también les compete a ellos”. “Tendremos que trabajar con esto por mucho tiempo, o para siempre”, comentó una docente.-

El movimiento #MeToo, que reventó en octubre del años pasado con una serie de acusaciones en contra del productor de Hollywood, Harvey Weinstein, y que traspasó fronteras denunciándose a otros victimarios en diversos países, se ha transformado en un ramo de un colegio sueco, donde sus profesores esperan que en las nuevas generaciones no se repitan más historias como las confesadas por cientos de víctimas. 

La asignatura comenzó a dictarse en una escuela pública de Falkenberg, una ciudad al suroeste de Suecia. Esto, luego de que los problemas que reveló el movimiento, comenzaran a ser tema de conversación en todas las clases del establecimiento.

Cada semana, los alumnos de 15 años reciben dos horas lectivas del ramo #MeToo, que repasa cómo surgieron las denuncias, y ahonda en cómo este problema incluye a todas las personas, si se quiere generar un cambio social real. “Ya saben bastante sobre el movimiento #MeToo, pero lo que les cuesta entender es que también les compete a ellos”, dijo Anna-Karin Nilsson, profesora de Educación Cívica, a la emisora sueca SVT. La docente explicó que las clases se hacen separando a hombres y mujeres.

“Tenemos maestros varones que trabajan con aquellos que se identifican como hombres, para que no se sientan atacados, y en cambio, se den cuenta de la importancia de hablar sobre cómo tener una sociedad más igualitaria”, dijo. “Se puede dar fácilmente que los niños se sientan como ‘todos nos culpan’, cuando este tema se trata más sobre la estructura que tiene la sociedad”, agregó. Tras ser consultados, algunos alumnos dieron sus impresiones sobre el ramo. “Antes, no entendíamos lo grande que era todo esto”, comentó el adolescente Oscar Ljungström.  “Te hace pensar en cómo te comportas”, indicó.

Por otro lado, una compañera de curso, Hilma Eriksson, dijo que la asignatura podía ayudar a disminuir algunas actitudes perjudiciales que se ven en el colegio: “Hay muchos chistes y escuchas muchas cosas en los pasillos.

Creo que si todos tenemos esta asignatura y la tomamos en serio, esto se reducirá”. La profesora Nilsson, por su parte, comentó a la prensa sueca que en el colegio creen que el ramo se seguirá dando por mucho tiempo en sus aulas.

“Puede que no siga llamándose #MeToo, pero tendremos que trabajar con esto por mucho tiempo, o para siempre”.

Entradas relacionadas

Dejar un Comentario