Como planificar tus nuevos objetivos para el 2019 para que (esta vez si) los cumplas…

vitonica.com – Diciembre se acaba ya va quedando atrás…   y con su fin comenzamos también a despedirnos de las vacaciones.-

Para muchos, entre los que me incluyo, que se termine el verano es un momento especial, difícil y en ocasiones no muy deseado.  Que podemos hacer para planificar mejor…Dosificar nuestras metas.???

Y es que todos tenemos objetivos que año tras año nos prometemos cumplir. Para algunos es comenzar a hacer deporte, para otros comprometerse – esta vez sí que en serio – con las dieta, a algunos les gustaría dejar de fumar, y otros queremos simplemente ser más organizados o productivos.

Sean cuáles fueren nuestros objetivos, el curso 2018/2019 puede ser el año en el que por fin lo consigamos. Solo necesitamos aprender a planificar y organizar y la psicología nos puede dar las claves para triunfar en nuestros objetivos

A veces decidimos que queremos algo y lo queremos todo ya sin transición. La realidad es que si nunca hemos hecho deporte, no podemos pretender ser profesionales en dos semanas y lo mismo ocurre con cualquier objetivo que nos planteemos. Por ello, es importante que vayamos dosificando nuestras metas de manera progresiva. Lo ideal es ponernos metas intermedias mas pequeñas y realistas que podamos cumplir  y según las vayamos alcanzando ir poniendo nuevas metas hasta llegar a nuestro objetivo final.

Tanto la meta final, como los objetivos intermedios los debemos definir de manera adecuada, específica y medible. Tener un objetivo poco claro o que pueda ser interpretado de manera subjetiva no nos da una guía clara y resulta mucho más complicado comprobar si estamos cumpliendo los objetivos marcados.

Puede parecer un paso innecesario, pero la realidad es que poner nuestros objetivos bien marcados en un papel nos puede dar una clara visión de continuidad y nos permitirá tener una referencia objetiva de las cosas que vamos consiguiendo.

Para lograrlo, en un papel podemos poner cual es nuestro objetivo final, y que metas intermedias vamos a ir cumpliendo hasta llegar a ella. Además, podemos poner fechas concretas en las que queremos ir cumpliendo esas metas. A veces nos centramos en conseguir nuestros objetivos y somos muy duros con nosotros cuando no lo estamos haciendo bien, pero nos olvidamos de felicitarnos y premiarnos cuando sí los estamos cumpliendo.

Es importante que demos valor a nuestro progreso y nos otorguemos pequeños premios o caprichos cuando consigamos alcanzar una de las metas establecidas. De esta manera reconoceremos y valoraremos nuestro esfuerzo.

La realidad es que, por mucho que nos esforcemos y por muy motivados que estemos, vamos a tener días malos. Todos pasamos por días en los que no nos apetece hacer nada o en los que no somos capaces de cumplir nuestros objetivos.

Aceptar este hecho, entender que es algo normal y aprender a perdonarnos es igualmente necesario. No pasa nada por tener un mal día, debemos utilizarlo para descansar y volver al día siguiente con más ánimo.

Iria Reguera

Entradas relacionadas

Dejar un Comentario