Como disciplinar a los niños según su edad…

guiainfantil.com – Castigos y consecuencias educativas para niños por edades.-

Los niños deben aprender que determinadas acciones que se llevan a cabo tienen consecuencias, y que a veces estas consecuencias no son agradables.  El castigo debe ser siempre el último recurso que los padres han de aplicar ante este tipo de conductas independientes o desafiantes de los pequeños. Es más, no debemos reaccionar igual si es un bebé el que ha cometido una falta que un niño de primaria, por ello te damos pautas para disciplinar a los niños según su edad.

Cómo y cuándo castigar a los niños

Si los adultos pretendemos que los niños aprendan a respetar las normas y los limites lo primero que hay que hacer es intentar ser un ejemplo a seguir y actuar reforzando las conductas adecuadas de los pequeños siempre que sea posible.

Para conseguirlo debemos tener en cuenta que:

– Nunca debe ser perjudicial para la su autoestima. El castigo no debe entenderse como una forma de hacer sentir mal a los niños sino como una consecuencia a una acción determinada.

Al aplicar el castigo es necesario que los niños entiendan el porqué, y comprendan lo que ocurre cuando se realizan determinadas acciones.-

– El castigo debe entenderse más bien como un trato. Es decir, lo que tenemos que hacer para conseguir algo, o cosas que no se deben hacer para dejar de lado las consecuencias negativas.

Ideas para disciplinar o castigar a los niños según su edad

Como ya sabemos la comunicación y la disciplina positiva son las herramientas fundamentales que se deben utilizar en la educación de los niños.

Sin embargo, hay ocasiones en las que resultará ineludible que los adultos tengan que recurrir a los castigos para que los niños aprendan entre lo que está ben y lo que está mal. Para que los castigos sean efectivos es importante que se tenga en cuenta la edad de los pequeños.

– Desde los 2 años hasta los 5 años

En esta etapa preescolar es importante que los castigos se apliquen de manera inmediata para que el pequeño entienda que el castigo va relacionado con su mal comportamiento. A estas edades se podrán llevar a cabo los siguientes castigos:

Hablarles con tono enérgico y firme. A esta edad los niños son muy susceptibles al tono de voz con el que se los habla. Por eso, dirigirse de manera seria a los niños les sirve para saber que no han actuado correctamente. Para que funcione hay que utilizar esta técnica moderadamente. Es decir, no estar todo el día gritando.

Continuara… GUIAINFANTIL

Borja Quicios – Psicólogo educativo

Entradas relacionadas

Dejar un Comentario