Fomentar la Ecoagricultura y dar valor a las polinizadoras, reto mundial del Dia Mundial de Las Abejas…

efe verde.com – Fomentar la agricultura ecológica y dar valor a todos los polinizadores, especialmente a las abejas.-

Son los principales objetivos de la apicultura actual en el Día Mundial de las Abejas que se celebró al comenzar esta semana. Fijada por la ONU desde 2017, esta fecha recuerda la importancia de un insecto que cuenta con más de 20.000 especies y que está considerado como uno de los principales polinizadores, de los cuales depende la producción del 75 % de los alimentos que consumimos.

El declive de las abejas en los últimos años se ha convertido en una de las más importantes preocupaciones para la agricultura, ha explicado el perito judicial en apicultura, Jesús Manzano, quien ha revelado que “ahora mismo producimos la misma miel anual con 1.000 colmenas que la que cosechábamos hace 40 años con sólo 500”, lo que indica que “la situación es extrema, estamos en el límite”.

El crecimiento poblacional de las abejas aumenta a razón de un 7 %, una cifra que se queda corta para las demandas de polinización ya que “no tenemos suficiente capacidad de reproducción” de esta especie.

Principales amenazas

A juicio de Manzano, una de las principales amenazas para las abejas es el cambio climático, cuyas consecuencias “influyen directamente” en sus poblaciones ya que “pierden mucha energía y mucho tiempo de vuelo en buscar alimento donde no lo hay”.  Otra amenaza es la ‘varroa’, el principal problema de la apicultura en prácticamente todo el mundo. Es la única enfermedad que ataca indistintamente tanto a las abejas adultas como a la cría y tiene un ciclo adaptado al de la abeja.

Este ácaro, cuyo aspecto recuerda al de una garrapata, se adhiere al cuerpo de las abejas causándoles heridas, atacando a las crías, chupándoles la  ‘hemolinfa’, que es un fluido que poseen los invertebrados. Este transporta los nutrientes que alimentan a los tejidos y participa en la muda de piel, entre otras funciones importantes. debilitando a las colmenas y volviéndolas susceptibles al ataque de cualquier virus, “sólo hay doce zonas donde las abejas han logrado afrontar a estos parásitos” como Avignon (Francia) o Arnot (Estados Unidos).

Un tercer riesgo son los efectos de los monocultivos y pesticidas, “clave para comprender el problema de las abejas”, ya que “muchas de ellas mueren por su culpa o transportan alimento contaminado” que afecta a la colmena.

El profesor de investigación del CSIC y especialista en biodiversidad, Pablo Vargas, también defiende la importancia de las abejas por su actividad polinizadora “fundamental” no sólo para el medio ambiente, sino también para la agricultura y la economía.

“Los escépticos que piensan que las abejas no valen para nada no saben que las abejas mueven millones de euros de forma silenciosa, además de incrementar la productividad en el mundo rural”, ha advertido Vargas, quien ha insistido en que “si hay más abejas, hay más polinización, más frutos y una mejor economía”, lo que supone otra razón para preservarlas.

EFEverde

Entradas relacionadas

Dejar un Comentario