La Estación Espacial Internacional abrirá sus puertas a turistas: 35 mil dólares la noche en estadías por hasta 30 días…

emol.com – Esta nueva metodología de financiamiento para la agencia espacial de Estados unidos permitirá que se realicen hasta dos misiones de este tipo por año, y se dispondrá del área estadounidense para la estadía de los visitantes.-

Pasar unas noches fuera del planeta parece que no será algo imposible a partir del próximo año, al menos no si se tiene el dinero para costear uno de los viajes turísticos que la NASA podrá a disposición para llegar hasta la Estación Espacial Internacional (EEI) a partir del próximo año en un cambio de dirección de lo que ha establecido la agencia espacial en los 20 años de uso de la base científica.

De acuerdo a lo informado por la NASA, la estadía en la EEI tendrá un costo cercano a los 35 mil dólares por cada noche que se permanezca a bordo y los turistas podrán extender su viaje hasta por 30 días, un viaje que -sin contar el traslado- podría significar más de un millón de dólares.

A este valor, se debería agregar el costo de llegar hasta la Estación Espacial a bordo de uno de los cohetes de las dos compañías privadas que tienen un acuerdo comercial con la NASA: SpaceX y Boeing, quienes con sus cápsulas Crew Dragon y Starliner, respectivamente, también pretenden enviar a los propios astronautas a partir de 2020. 

Actualmente estas firmas no han especificado cuánto costaría subirse a uno de estos viajes, pero para la NASA significa cerca de 60 millones de dólares poner una de estas naves en órbita.

Fue en 2001 cuando el primer turista espacial llegó a bordo de la Estación Espacial Internacional en un acuerdo con Roscosmos, la agencia espacial de Rusia. Se trata de Dennis Tito, un empresario de Estados Unidos, que pagó cerca de 20 millones de dólares por el viaje completo. 

“La NASA está abriendo la Estación Espacial para oportunidades comerciales”, explicó el gerente de finanzas de la agencia, Jeff DeWit. Esto porque los fondos recaudados de estos viajes podrían ayudar al organismo a completar sus misiones de viajes tanto a la Luna, en 2024, como a Marte, en la próxima década.

Desde 1998, cuando Estados Unidos y Rusia comenzaron la construcción de esta base científica, la NASA se había opuesto a la llegada de turistas hasta esta nave. Sin embargo, durante la administración del Presidente Donald Trump se aventuró en un par de oportunidades la posibilidad de hacer este giro y que la EEI tomara un rol más comercial.

Entradas relacionadas

Dejar un Comentario