Cantidad de plástico que las personas ingieren semanalmente equivale al peso de una tarjeta bancaria…

EFE.- El agua tanto embotellada como de la llave, es la principal fuente de ingesta.-

El agua (embotellada y de la llave), los mariscos, la cerveza y la sal son -en ese orden- las mayores fuentes de ingesta humana de microplásticos, según lo determinó un estudio realizado en Australia. 

De acuerdo a una investigación realizada por científicos de la Universidad de Newcastle en Australia y encargado por el Fondo Mundial para la Naturaleza y la Vida Silvestre (WWF, por su sigla en inglés), semanalmente las personas ingieren en promedio alrededor de dos mil partículas de microplástico, lo que equivale a 5 gramos o bien el peso de una tarjeta bancaria. Al mes, la cantidad aumenta a -aproximadamente– 21 gramos y al año, más de 250 gramos.

“Quienes beben agua embotellada pueden llegar a ingerir 90 mil pequeños trozos adicionales al año” Este estudio ofrece por primera vez cálculos precisos de las tasas de ingesta (de microplásticos). El desarrollo de un método para transformar los conteos de partículas en masas, ayudará a determinar los riesgos toxicológicos potenciales para los humanos”, sostuvo Thava Palanisami, quien dirige en Newcastle a un equipo de investigadores, estudiantes y científicos que trabajan exclusivamente con los microplásticos. 

Según informó la universidad australiana, la investigación combinó datos de más de 50 estudios diferentes relacionados con la ingesta de plásticos por parte de las personas. 

“Estos hallazgos deben servir como un llamado de atención a los gobiernos. Los plásticos no solo están contaminando nuestros océanos y cursos de agua y matando la vida marina; están en todos nosotros y no podemos escapar de consumir plásticos.    Una acción global es urgente y esencial para enfrentar esta crisis”, declaró Marco Lambertini, director general de la WWF.

Lambertini agregó que si las personas no quieren plásticos en su organismo, “necesitamos detener las millones de toneladas de plástico que continúan fugándose hacia la naturaleza cada año”. “Necesitamos medidas urgentes a nivel gubernamental, empresarial y de consumo, y un tratado global con objetivos globales para abordar la contaminación plástica, concluyó.

“Dentro de este grave problema de contaminación ambiental, ya es usual hablar tambien de los llamados ‘microplásticos’, pedazos diminutos de este material, que se están distribuyendo prácticamente por  todas partes, incluidos los alimentos que comemos y el agua que bebemos.

Los microplásticos se están empezando a contemplar como una amenaza para la inocuidad de los alimentos, a pesar de que la evaluación de riesgos en este sentido es todavía muy incipiente y falta información cualitativa y cuantitativa sobre su ocurrencia, efectos adversos sobre la salud y modo de acción, para poderlos incluir como peligros potenciales en un plan de seguridad alimentaria.

Telemundo denunció ya 2018

Esta falta de información asi como de estrategias de mitigación del riesgo para controlar la contaminación por microplásticos en la cadena alimentaria, hace que por el momento no existan requerimientos legales para aumentar la seguridad alimentaria humana contra la contaminación por plástico.

Entradas relacionadas

Dejar un Comentario