Paul Mauriat y su legado musical extraordinario, original, popular, eterno…

eleditor.net – NY.- Su talento artístico y su orquesta fueron reconocidos internacionalmente y recibió discos de oro en diferentes países.-

Paul Mauriat nació en Marsella, Francia, el 4 de marzo de 1925 y fue un popular director de orquesta francés. Es probablemente el único artista que logró resumir la historia de la música mundial del siglo XX en su exclusiva y prolífica discografía.

Siendo un hijo de la contracultura europea con una educación excelente y al mismo tiempo, un amante de la música norteamericana, el jazz, se aventuró a combinar elementos del mundo que nos rodea, todo lo relacionado con la música, la cultura y la tecnología.   El resultado fue el legado inusual y extraordinario de un arte cambiante, siempre original, democrático, intemporal, inteligente, popular y al mismo tiempo, eterno.-

Paul Mauriat creció en Marsella en una familia de músicos tradicionalmente asociados con la música clásica. A la edad de 10 años ingresó en el Conservatorio, donde estudió hasta su adolescencia. A la edad de 14 años fue galardonado con el título de «primero» en educación. Estaba interesado en el jazz, pero sus ambiciones, como la vocación de la música sinfónica, lo obligaron a ir por el otro lado. Cuando Paul tenía 17 años, creó su primera orquesta y durante la Segunda Guerra Mundial tocó en los Music Halls de toda Francia.

Más tarde, Paul Mauriat fue contratado por la filial francesa de la compañía norteamericana «A&R» (Artistas y Repertorio) como acompañante en varios espectáculos y finalmente fue a París, el centro de música mundial más importante.

En 1957 lanzó su primer álbum, «Paul Mauriat», un sencillo con cuatro pistas grabadas en el estudio de grabación RGM.  En 1958 Mauriat lanzó su primer éxito internacional “Chariot”, que fue escrito con sus amigos: Franck Pourcel (co-compositor), Jacques Plante (letra) y Raymond Lefevre (orquestador). En los Estados Unidos, esta canción fue grabada como “I Will Follow Him” por “Little Peggy March” y fue número 1, en las listas en todas las categorías durante 3 semanas.

Entre 1959 y 1964, Mauriat grabó varios álbumes más.  En 1965, Paul Mauriat finalmente tomó la decisión creativa en su vida y pudo presentar su propio estilo, estética, ganando fama mundial que se reconoce hoy en día. Así se creó “La gran orquesta de Paul Mauriat”. Lanzó cientos de grabaciones y compilaciones con el sello Philips en los próximos 28 años.

Mauriat fue reconocido internacionalmente y recibió discos de oro en diferentes países.  En 1968, “L’amour est blue” (Love is blue/El Amor es Azul), compuesta por Andree Popp y que se había lanzado un año antes, fue número 1 en las listas de éxitos de América del Norte durante 6 semanas con el álbum “Blooming hits” (se vendieron más de 6 millones de copias ), estableciendo así un récord como el primer artista francés e instrumental que logró tales resultados. Entró en el «Top-100» de la estadounidense “Billboard” después del álbum “Hey Jude” de los Beatles.

Paul Mauriat se basó principalmente en instrumentos de cuerda, teclados, variaciones rítmicas y todo esto le permitió crear una música más que interesante.

Su aparición en el programa de televisión estadounidense Ed Sullivan Show recibió críticas entusiastas y pronto el canal japonés NHK lo invitó a una gira por Japón, que tuvo un número récord de espectadores en 1969. A finales de los 70, el estadio Budokan en Tokio pudo acomodar a 12,000 personas que estaban ansiosas por ver el espectáculo.

Si lo comparamos con sus compañeros, Paul Mauriat tiene el catálogo más grande de grabaciones, desde 1,500 pistas y más de 1,000 conciertos que encantaron a más de 3 millones de oyentes según el cálculo del estudio Universal Music.

Paul Mauriat es una de esas figuras y un breve repaso a algunos de los títulos de sus discos da una idea de lo ambicioso de su trabajo: “Navidades blancas”, “Canción de amor”, “Brasil exclusivamente” (varios volúmenes), “Roma desde el balcón”, “Copacabana”, “Paul Mauriat toca para niños”, “Noches latinas”, “Ritmo y blues”, “Paul Mauriat toca a Chopin”, “El cóndor pasa”, “Paul Mauriat toca a los Beatles”, “Nagekidori”, “Iberia” o “Soundtracks”.

Paul Mauriat, de 81 años, celebrado director de orquesta y compositor ocasional, falleció el 3 de noviembre en Perpiñán, Francia, por causas no especificadas. Igualmente nunca se informó por parte de familiares y amistades, detalles sobre su funeral, desconociéndose el paradero de sus restos o si los mismos fueron incinerados. Nadie sabe si este secretismo fue un pedido del artista antes de morir o si fue decisión de sus propios familiares, entre estos su esposa, Irene Mauriat. Un detalle adicional, los Mauriat, nunca tuvieron hijos.

Entradas relacionadas

Dejar un Comentario