Redes sociales planean ocultar la cantidad de “likes” que reciben las publicaciones para evitar ansiedad en sus usuarios…

emol.com – La idea llega luego de un proyecto impulsado en Instagram que se preocupa por la salud mental de quienes interactúan en las plataformas virtuales.-

Las redes sociales están evaluando una forma de presentar los “me gusta” o la cantidad de suscripciones que tiene cada publicación o canal. Más que un proyecto en conjunto, se trata de una decisión adoptada por Instagram y que ahora podría llegar a Facebook y YouTube. 

La intención detrás de estas iniciativas, según detallan las compañías, es velar por la salud mental de los usuarios, especialmente los más jóvenes, dentro de las plataformas y las reacciones pueden generar reacciones negativas en ellos.

La primera red social en incluir esto como un proyecto piloto -y que sólo se reflejaba en algunos usuarios- fue Instagram que hace unos meses eliminó la cantidad exacta de “likes” en cada publicación. Ahora, su compañía replicará esto en Facebook, que seguirá mostrando las reacciones de los usuarios, pero sin números.

Una idea similar es la que propuso Google para su sitio de videos YouTube que implementará una nueva forma de mostrar las suscripciones a los canales, optando por números redondeados hacia arriba. 

La modificación de las métricas que las mismas redes sociales crearon llega luego de múltiples estudios psicológicos que evidencian la carga emocional que genera en algunas personas alcanzar ciertos números en las plataformas. 

Bien quedó demostrado luego de que en 2017 la serie adoptada por Netflix “Black Mirror” mostrara en el primer episodio de su tercera temporada una historia en que todas las relaciones sociales se basaban en la cantidad de reacciones que tenían sus acciones en la vida real a través de una valoración en una plataforma virtual. 

En abril de este año Instagram publicó que su nuevo enfoque estaba en “lo que compartes, no en cuántos ‘me gustas’ alcanzas”. Por su parte, Andrew Przybylski, un psicólogo experimental de la Universidad de Oxford, comentó a Insider que “es una idea muy interesante, pero es el tipo de cosas que cae en un área gris entre el ‘producto’ y la ‘intervención de salud'”, agregando que “este tipo de estudios no debería hacerse a puertas cerradas”.

Esto porque las compañías están tomando la iniciativa, pero sin compartir los datos que las llevaron a este punto o cómo esperan que impacte en sus usuarios.

Entradas relacionadas

Dejar un Comentario