Darán anticonceptivos a palomas en Bruselas para controlar población…

Bruselas – EFE.- Las autoridades de la ciudad piensan suministrar el medicamento mezclado con la comida.-

La superpoblación de palomas en el barrio de Laeken de Bruselas ha obligado a las autoridades municipales a tomar la decisión de suministrar a estas aves pienso mezclado con anticonceptivos, una medida que ya aplican las localidades belgas de Lovaina y Tongres.

Un dispensador de alimento que será ubicado en una de las plazas de Laeken en la que las palomas campan a sus anchas suministrará ‘el pienso’ con anticonceptivos a unas 250 aves, informó la cadena flamenca VRT.-

Según el departamento de Medio Ambiente de Bruselas, que aboga por una política regional que gestione la proliferación de estas aves en la ciudad, en la región de Bruselas hay unas 4.000 parejas de palomas. 

El pasado año la ciudad de Blankenberge, en el norte de Bélgica, utilizó pienso con anticonceptivos en diversos puntos de la urbe para alimentar a las gaviotas y reducir su población en la zona.  

En muchas ocasiones las gaviotas se convierten en un verdadero quebradero de cabeza para los vecinos, debido a los destrozos que provocan al remover en la basura en busca de comida, su agresividad y su sonido intenso.

Desde otra perspectiva este tema que ya tien una característica mundial tiene otra lectura con  Jaume Satorra – WordPress.com 

Las palomas urbanas están presentes en casi todas las ciudades del mundo, son altamente exitosas como especie y desafían las concepciones que tenemos de las ciudades en tanto espacios exclusivos para humanos. Su asentamiento en plazas, edificios y monumentos genera rechazo y son pocas las personas que se preocupan por ellas.   Se trata de miles de animales que sonreviven em condiciones muy duras en las calles, que pasan hambre y sed, que sufren enfermedades y accidentes que les provocan agonías dolorosas sin que nadie siquiera las vea.

Arrinconadas en la entrada de un edificio, las palomas enfermas, accidentadas o simplemente deshidratadas y desnutridas, los pichones que practicaban vuelo y cayeron, pueden pasar varios días agonizando para finalmente morir. 

¿Qué lugar sería legítimo para ellas? Las palomas urbanas son hoy como los humanos “sin papeles”, sobrevivientes de una organización injusta que se niega a tomar en cuenta las necesidades y el dolor cuando la víctima no cumple determinados requisitos.

Entradas relacionadas

Dejar un Comentario