Una ley australiana sancionará a quien no haga pasear a su mascota una vez al día…

20minutos.es – Los infractores se exponen a multas de hasta 4.000 euros. La ley también contempla la obligación de proporcionar a los animales comida, agua, refugio y atención médica.-

Australia ha dado un paso más en la defensa de los animales y la protección de su bienestar, al aprobar una ley que permitirá multar a aquellos que mantengan a sus mascotas encerradas durante más de 24 horas y no los saquen a pasear durante ese tiempo. 

El Territorio de la Capital Australiana ha aprobado una ley que convierte a este estado federal -al que pertenece Canberra- en el primero en cambiar el estatus de los animales, que pasan de ser considerados una mera “propiedad” a ser reconocidos como “seres sintientes”. “Lo que hemos hecho hoy reconociendo la sensibilidad de los animales es reconocer algo que ya sabíamos”, ha explicado el consejero de servicios comunitarios.

Chris Steel. La nueva ley, que entrará en vigor en los próximos seis meses, incluye multas de hasta 4.000 dólares para los propietaros que no paseen a su mascota en un periodo superior a 24 horas o que no le proporcionen comida, agua, refugio, un entorno limpio e higiénico y atención médica.

La ley contempla, por ejemplo, que, si un propietario permite que las uñas de su perro o gato crezcan hasta poner en riesgo el bienestar de su mascota o si la piel del animal se ha llenado de pulgas por un cuidado deficiente, podrá ser castigado con un año de cárcel.

La ley incluye “inspectores de bienestar animal” También habrá restricciones adicionales para los dueños de tiendas de mascotas y criadores, así como sanciones para quienes participen en actividades violentas con animales, como peleas de perros, que se exponen a multas de hasta 48.000 dólares y una sentencia de tres años de prisión.

No obstante, existen excepciones que no conllevarán sanción, como tener un perro en un jardín donde pueda moverse libremente o encerrarlo por su propia seguridad y bienestar. 

También escapan a la ley gallineros, jaulas para pájaros y cajas para gatos. Todavía no está claro cómo se llevará a la práctica la ley, pero incluye “inspectores de bienestar animal” que podrán pedir a los dueños de los animales sus datos personales, y negarse a facilitarlos podrá suponer una multa de hasta 2.400 dólares.-

Entradas relacionadas

Dejar un Comentario