Científicos registran presencia de microplásticos en cadena alimentaria de los pingüinos antárticos…

EFE.- Tras estudiar las heces de las aves, los investigadores detectaron piezas de menos de 5 mm de volumen, y de diferentes tipos y colores.-

Un grupo de investigadores de la Universidad de Coimbra (UC) detectó por primera vez restos de microplásticos en la cadena alimentaria de los pingüinos que habitan en la Antártica, un hallazgo que los expertos han calificado de “alarmante”.

El trabajo de campo, publicado en la revista “Scientific Reports”, revela que al menos en el 20% de las muestras de heces de pingüinos analizadas había restos de microplásticos, con partículas de menos de 5 milímetros de volumen.

El material era de diferentes tipologías y colores, por lo que hay “una gran variedad de posibles fuentes de estos microplásticos”, según un comunicado de la UC.

Según Filipa Bessa, una de las científicas lusas, “es alarmante que los microplásticos ya hayan llegado a la Antártica”. 

Se confirma así, insistió, que “nuestro estudio es el primero en registrar microplásticos en la cadena alimentaria marina antártica”.

La investigadora subrayó la complejidad del problema, debido, entre otros factores, a que existen “diferentes fuentes de contaminación” de las que provienen los microplásticos. 

José Xavier, otro de los especialistas que intervino en la investigación, advirtió de la importancia de este trabajo, ya que los microplásticos pueden csausar efectos tóxicos en los animales marinos y no se sabe aún lo que podrán provocar en los animales de toda la región de la Antártica.

En otra informacion de Notimex la publicación de la revista “Scientific Reports” que tiene una de sus principales sedes en Londres, gracias a los esfuerzos por conocer más sobre el tema es que se han encontrado micropartículas de plástico en áreas remotas del planeta.

Para una de las autoras del artículo, Fillipa Bessa, es alarmante que éstos ya hayan llegado a la Antártida.

“Nuestro estudio es el primero en registrar microplásticos en pingüinos y en la cadena alimentaria marina antártica”.

Destacó que la variedad encontrada en los pingüinos podría suponer que se tienen diferentes fuentes de contaminación, lo que supone difícil solucionar este problema.

Entradas relacionadas

Dejar un Comentario