Discuto mucho con mi pareja por tonterías: que hago?… 

psicologíaonline.com – Es cierto: no siempre estamos de acuerdo con lo que piensa o hace nuestra pareja, pero hay momentos en los que discutir constantemente con tu novio o novia no es sano.-

Es posible que se nos planteen dudas como “¿Por qué discutimos si nos queremos tanto?”, y es que duele discutir con alguien al que quieres.

Aprender a llevar de la mejor manera posible las discusiones en la pareja, comunicarnos adecuadamente y saber manejar las emociones, es algo muy importante si queremos mantener una relación duradera y sana.

Si en tu cabeza aún ronda el pensamiento de “Discuto mucho con mi pareja por tonterías: ¿qué hago?”, te invitamos a leer y escuchar el siguiente artículo de Psicología-Online.

¿Por qué discuto tanto con mi pareja por tonterías?

A pesar de sentir un fuerte amor el uno por el otro, hay algunas parejas que no pueden evitar discutir todos los días por razones que parecen tonterías.

¿Por qué peleo tanto con mi pareja?

Estas discusiones de pareja pueden tener distintos orígenes o factores que las desencadenan. Entre los más comunes, destacamos los siguientes:

  • Personalidad y actitudes muy dominantes.
  • Distintas opiniones acerca de todo lo que les rodea.
  • Necesidad de buscar un conflicto externo: es posible que las discusiones de pareja ocurran porque tenemos conflictos internos que necesitamos sacar, utilizando a las otras personas como excusa.

  • Personalidades opuestas: una persona puede ser muy pasiva y la otra agresiva, puede haber una que se sienta insegura todo el rato u otra que crea ser la “líder” de la relación, … los polos opuestos no siempre se atraen.
  • Conflictos del pasado sin resolver: si no aprendemos a perdonar actitudes negativas del pasado o grandes errores en la pareja, es inútil continuar con esa persona. Los reproches nunca son buenos y llevan a discusiones que difícilmente van a cesar si no tratamos de solucionar el problema de base.

  • Mala comunicación: algunas discusiones de pareja pueden surgir porque no se han expresado bien, desde el principio, las necesidades y preferencias de cada persona.
  • Problemas psicológicos: a lo mejor, una de las dos personas -o ambas- está pasando por un mal momento de su vida y puede padecer un malestar psicológico que le lleve a actuar de manera distinta e incluso ofensiva para el otro componente de la pareja. En estos casos, es importante acudir a un especialista para que trate el problema psicológico de raíz.
Si este tipo de situaciones perduran, lo que puede llegar a ocurrir es que aprendamos a solucionar nuestros problemas solamente discutiendo. Podemos hablar incluso de parejas enganchadas a las discusiones.

Si aún te preguntas “¿por qué peleo tanto con mi pareja?” es posible que sea por la siguiente razón: puede ocurrir que uno de los dos tenga unas demandas que el otro no pueda dar, estamos hablando de las expectativas. 

Esperar que el otro haga o diga lo que nosotros queremos o exigimos, o esperar que la otra persona agradezca y se sienta de cierta manera siempre que nosotros hacemos algo en concreto para ella.

Entradas relacionadas

Dejar un Comentario