Sonaba a diario: la insólita historia del reloj que estuvo atrapado por 13 años en la pared de una casa…

Emol.- ¿Cómo llegó el aparato al interior del muro? ¡Aquí te lo contamos!-

Una pareja de Pittsburgh, Pensilvania (Estados Unidos) por fin puede descansar, después de que por 13 años soportara el sonido de la alarma de un reloj que quedó atrapado en una pared de su vivienda. 

La historia es curiosa y se remonta a septiembre de 2004, cuando Jerry Lynn, el dueño de casa, buscaba el lugar preciso para perforar una pared y pasar por allí un cable para conectar su televisor. Entonces, se le ocurrió la idea de ayudarse con el reloj, así que programó la alarma, lo amarró a una cuerda y lo bajó por un ducto de aire.

De esta manera, cuando el reloj sonara, él sabría el lugar exacto donde debía perforar. Sin embargo, se le presentó un inconveniente: el reloj se soltó y cayó por el ducto, quedando atrapado en la pared. “Pensé que no sería un gran problema”, afirmó Lynn a medios locales. Sin embargo, no consideró un detalle: la alarma seguía programada, por lo que sonaría todos los días a las 19:50 horas hasta que se acabara la batería, lo que -estimaron Lynn y su esposa, Sylvia– ocurriría en tres o cuatro meses.

Pero no fue así, ya que inesperadamente la batería del reloj duró ¡13 años! Aunque la pareja terminó por acostumbrarse al sonido de la alarma y a tener que explicarles a sus visitas qué era el ruido, su historia llegó a la televisión, y fue vista por los propietarios de una empresa de calefacción y aire acondicionado, quienes el fin de semana pasado acudieron a ayudar a los Lynn.

“Esta es la primera vez que he tenido que sacar un reloj de los ductos interiores de una pared”, declaró Keith Andreen, quien junto a su colega Dawn Michelucci finalmente lograron rescatar el aparato atascado. Cuando el reloj volvió a ver la luz, los presentes se dieron cuenta de que a pesar de que la batería estaba corroída, todavía tenía carga.

Comentarios

Comentarios