Claves para mantener la actitud positiva durante la cuarentena (Primera Parte)…

us.hola.com – Vivimos días que parecen estar sacados de una película de ciencia ficción.-

Momentos llenos de malas noticias, en los que son muchas las ocasiones en las que caemos en la tristeza y la desesperanza nos invade. 

Pero, en medio de todo este caos originado por la pandemia, hay que intentar, por todos los medios, mantener una actitud positiva, que no nos haga caer constantemente en el desánimo. 

El miedo y la ansiedad son normales, pasaremos por muchas fases emocionales durante el confinamiento, pero hay que buscar estrategias para combatirlos. 

Teresa Talavera, coach internacional especialista en empoderamiento y felicidad de las personas, nos habla de cómo superar las barreras emocionales que supone esta reclusión temporal para la que no estamos preparados, pues somos seres sociales. 

Intentar mantener una actitud positiva es fundamental en estos momentos. Incluso por motivos físicos, pues aumentas las defensas de nuestro sistema inmnune, ya que segregamos endorfinas, las conocidas moléculas de la felicidad.

En positivo

Hay que aceptar y entender la realidad que vivimos y, sobre todo, entender que estamos ante una situación excepcional y temporal. La clave para llevar mejor esta situación es intentar buscar el lado positivo de este aislamiento en opinión de la experta y valorar, por ejemplo, que por fin podemos interactuar más con nuestra pareja o nuestra familia, que tenemos más tiempo para actividades que teníamos olvidadas (leer, hacer ejercicio, jugar en familia, cocinar un pastel, arreglar el vestidor, etc.). 

E incluso gastaremos menos, por lo que podemos ahorrar para cuando todo vuelva a la normalidad. “Mantener una actitud positiva y sonreír aunque no nos apetezca, es un ejercicio que nos ayudará a superar el estrés y la depresión”, apunta la experta.

La risa como terapia

Puede que no tengamos muchas ganas de reír en estos momentos tan complicados, pero lo cierto es que es una herramienta que puede ayudarnos, y mucho, a afrontar esta situación. La risa es contagiosa, nos ayuda a liberar el estrés de una forma inconsciente. Y es que ¿quién no se ha reído al escuchar a otra persona soltar una carcajada? 

La experta en coaching anima a promover esa risa individual o colectiva, buscando alternativas, como ver series o películas de humor que nos hicieron llorar de la risa en su momento. Es una buena ocasión para recuperarlas. Otra opción son los juegos en familia, de de imitaciones, con disfraces o algo tan sencillo como adivinar palabras o películas en el sofá.

Entradas relacionadas

Dejar un Comentario